Yunquera de Henares

Proyectos Proyecto de Creación del Archivo Fotográfico Municipal (A.F.M.Y)
Una idea interesante: la creación del archivo fotográfico municipal PDF Imprimir Correo electrónico

Cuando iniciamos la organización, inventariado e informatización del Archivo Municipal de Yunquera de Henares -allá por el verano de 1996- pudimos observar, con cierta satisfacción, que contábamos con unos fondos documentales muy importantes para la historia de nuestra villa, sobre todo si los comparábamos con los conservados en otros municipios de nuestra comarca. Por ponerle algún pero -pensábamos entonces- sólo falta que custodiara una buena colección de fotografías sobre Yunquera y los yunqueranos. Entonces sería un gran archivo municipal.

Esa idea no dejaba de rondar por nuestra cabeza, tomando mayor fuerza cada vez que recibíamos alguna noticia sobre las iniciativas que, en esa misma dirección, ponían en marcha otros municipios de aquí y de allá: el Ayuntamiento de Comillas, en Cantabria, el Archivo Municipal de Córdoba, el programa de la Comunidad de Madrid y, sobre todo, el Programa “Los Legados de la Tierra” que, buscando esa misma finalidad, puso en marcha la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Programa al que se han acogido decenas de localidades de nuestra región y al que nos sumamos nosotros este año. 

Además, había otra razón que nos movía a intentar dar impulso a esta iniciativa: la lógica desaparición, por causas naturales de su edad, de algunas personas que conservaban extraordinarias colecciones fotográficas sobre nuestro pueblo y sus gentes. Lógicamente, nuestros mayores suelen conservar los álbumes más interesantes, cuantitativa y cualitativamente hablando. Además, son ellos quienes aportan una mayor cantidad de información complementaria a las imágenes: fechas, acontecimientos, personas, lugares, etc. Por ello, era plenamente consciente de la necesidad de acometer esta tarea sin más demora. Sin prisa, pero sin pausa.
Después de trajinar y aprender algo más sobre este oficio de archivero por otros pueblos de la provincia, en agosto de 2005 volvíamos a Yunquera para iniciar la segunda fase –y esperamos que definitiva- de la organización del Archivo Municipal. En este segundo arranque nos marcamos, entre otras metas, la creación de un archivo fotográfico que viniera a mejorar y completar nuestro rico archivo documental. Queríamos salvaguardar el documento gráfico junto al documento escrito. Así se lo expusimos al equipo de gobierno del ayuntamiento, encabezado por el alcalde, José Luís González León, que comprendió la importancia del proyecto y nos brindó todo su apoyo para llevarlo adelante.


Desgraciadamente, como ya hemos comentado, este archivo apenas contaba con unas pocas imágenes de los últimos 30 ó 40 años: fotografías de obra civil y vistas aéreas compradas en su día a “Paisajes Españoles”. Por lo tanto, estaba claro que necesitábamos recurrir a la generosidad de los vecinos de nuestro pueblo para que nos prestaran sus colecciones de fotografías familiares, con el fin de digitalizarlas y crear una buena base de datos que nos permitiera trabajar con ellas en un futuro próximo.
Inicialmente, el archivero tenía la intención de acometer, poco a poco, tan entretenida labor dentro de su jornada laboral. Pero la creciente carga de trabajo que tiene la administración municipal de Yunquera de Henares –incluido el archivo- no ha permitido progresar tanto como hubiese querido en esa dirección.
Aún así, el corto camino andado hasta ahora nos anima mucho en la realización de nuestro proyecto. La primeras familias a las que nos hemos dirigido, nos han recibido con enorme cariño y los brazos abiertos, dispuestas a poner en nuestras manos todas la fotografías que tuvieran guardadas en álbumes o en esas antiguas “cajas de galletas” de latón que se guardan en los más recogidos cajones de los armarios, encantadas de colaborar en la puesta en marcha de una idea que ahora comienza a dar sus frutos. Además, de forma espontánea, surgía en la conversación el recuerdo de otras personas del pueblo -o con raíces en el mismo- que conservaban interesantes colecciones de instantáneas, llevándonos de una casa a otra como si esas fotografías fueran eslabones de una interminable cadena: Carmen García nos envió a casa su prima Angelita Blanco y de Tere Lozano, aquella nos hablaba de su cuñada María Taracena y de Candelas, María nos recordaba a Marili Pérez y a Chelo García; otros nos hablaban de las fotos de Juliana de las Heras, o las de Eugenia Pacheco, o las de los hermanos Estremera Herrera, y así en un largo recorrido que esperamos no tenga fin.
De esta forma, a día de hoy, después de digitalizar los álbumes de las familias que aparecen en los más que merecidos agradecimientos de este catálogo, podemos adelantar, con gran satisfacción, que contamos con más de 3.500 imágenes en nuestro  archivo fotográfico, las cuales se acompañan de unas fichas –entregadas en su día a los propietarios de las fotografías- con los datos de las mismas. Toda una invitación a soñar en lo que puede llegar a dar de sí este proyecto si los yunqueranos siguen aprestando su colaboración.
Así mismo, los álbumes digitalizados hasta la fecha nos han permitido confirmar tres ideas básicas para el futuro del Archivo Fotográfico Municipal:

  • La excelente acogida mostrada por todas las familias a las que nos hemos dirigido hasta día de hoy. Nos han prestado sus fotografías sin poner objeción alguna.
  • La interesante cantidad de fotografías que conservan cada una de estas familias.
  • La buena calidad de muchas de las mismas.

La importancia del Retrato

Partiendo de la observación detenida de las diferentes colecciones fotográficas que hemos tenido el placer de digitalizar hasta el momento, se puede observar -a poco que uno se lo proponga- que, hasta bien entrada la década de 1930, la gran mayoría de las fotografías recogidas en estas colecciones familiares son retratos, ya sean individuales o de grupo. Dominan los retratos de estudio, elaborados en las mejores casas de fotografía de Guadalajara y Madrid, principalmente, y algunas de otras capitales de provincia españolas. Pero también encontramos, sobre todo desde los años 20, retratos familiares realizados en el mismo pueblo por fotógrafos ambulantes desconocidos, que viajaban de acá para allá, de feria en feria, con su equipo a cuestas buscándose el sustento.

Son muy frecuentes los retratos de bebés, de niños y niñas, los de jóvenes varones de uniforme, realizados durante el servicio militar, los de boda y Primera Comunión, los retratos de jovencitas casaderas, los abuelos –algunos se retrataron, por primera vez, siendo ya muy ancianos, para enviar su imagen como recuerdo a sus hijos y nietos emigrados- y los del matrimonio con sus hijos.
Así mismo, se aprecia que los gabinetes de fotografía que más frecuentaron los vecinos de Yunquera fueron los de Florencio Navarro e Hijos y Manuel Ariza, en Guadalajara, y el de Manuel Compañy, en Madrid, para el período que va desde 1885 hasta 1920, con alguna que otra notable muestra de Jesusa Blanco  o Antonio Lalueta.

Durante las dos décadas siguientes, como era de esperar, las firmas de Francisco Marí, hasta 1930, y José Reyes cumplieron con las exigencias de los yunqueranos que buscaban “inmortalizarse” mediante un buen retrato.
Pero, aparte de estos grandes nombres de la fotografía alcarreña, queremos destacar el de otros dos fotógrafos profesionales que nos han legado un impagable patrimonio de imágenes sobre nuestra villa y sus gentes. Estamos hablando de Julio Jiménez Martín-Crespo y Agustín Consegliere Morales.
Julio Jiménez tenía su estudio profesional en el número 31 de la calle Serrano de Madrid. Nacido en Madrid en 1904, era hijo de Blasa Martín-Crespo, natural de Yunquera. La relación con nuestro pueblo se consolidó después de su matrimonio con  Pilar Aramburu Gómez  -de ahí que se le conociera con el sobrenombre de “el tío Aramburu”-. Ambos parentescos le trajeron a veranear a nuestra villa durante bastantes años y él, como buen amante del arte que practicaba, venía provisto de sus cámaras fotográficas. Su innegable estilo profesional ha quedado en estos álbumes para disfrute de nuestros ojos.
En cuanto a Agustín Consegliere Morales, no creo que alguien pueda poner en duda que fue el fotógrafo de Yunquera de Henares. Este gaditano llegó a nuestra tierra allá por el año 1949 de la mano de su esposa, Guillerma Gómez Gil. Durante algo más de dos décadas fotografió, como nadie, la vida de nuestros vecinos, permitiéndonos observar hoy, desde la mirada a sus instantáneas, como fue evolucionando la villa en ese tiempo.
Ambos profesionales merecen, a nuestro entender, que les dediquemos más atención de la recibida hasta ahora. Confiamos en poder agradecerles el favor que nos hicieron mediante próximas exposiciones y publicaciones monográficas que realcen el valor de su trabajo.

Para terminar, no queremos dejar pasar la ocasión de agradecer a los fotógrafos aficionados que, en esos años, realizaron ese otro pequeño conjunto de imágenes que completa la visión de los profesionales. Nombres como los de Pedro Cobo Morán, Pascual Pascual Recuero, Luís Dongil Martín-Crespo o Lorenzo García Gómez han aparecido entre los álbumes digitalizados. Seguro que hay más, pero ya tendremos ocasión de conocerlos.   

El acuerdo de colaboración con el Centro de la Fotografía y la Imagen Histórica de Guadalajara (CEFIHGU)

Una vez confirmado el enorme potencial de estas colecciones familiares, nos pusimos en contacto con los técnicos del Centro de la Fotografía y la Imagen Histórica de Guadalajara (CEFIHGU), para solicitarles su apoyo y tutoría técnica.

El CEFIHGU, un centro dependiente del Servicio de Cultura de la Diputación Provincial de Guadalajara, dentro de su Sección de Archivos y Biblioteca, se encuentra entre los mejor valorados, a nivel nacional, en el tratamiento y custodia de colecciones fotográficas, y fue creado para asegurar la conservación y la difusión social y cultural del patrimonio fotográfico y cinematográfico existente en nuestra provincia.
La respuesta del equipo dirigido por Plácido Ballesteros fue muy positiva y se materializó a través de un convenio de colaboración entre las dos instituciones, Ayuntamiento de Yunquera de Henares y Diputación Provincial de Guadalajara, firmado a finales de 2005.

Desde el CEFIHGU, se comprometían a prestarnos el apoyo técnico solicitado –la presente exposición es una buena muestra de ello-. Dicho apoyo se inició al facilitarnos un modelo de base de datos que nos está permitiendo recoger toda la información que hace referencia a las fotografías, fundamental en la tarea de gestionar, con cierto criterio, cualquier clase de archivo.

Modelo de ficha de la base de datos elaborada:

Por parte del Archivo Municipal de Yunquera de Henares, el compromiso se centraba en facilitar al mencionado Centro copia del archivo fotográfico y de la base de datos que se fuera creando, para ampliar el conocimiento de las imágenes recogidas sobre nuestra provincia y ponerlas, previa autorización de sus propietarios, al servicio de posibles investigadores de la materia.

Las ayudas de la Delegación de Cultura de la JCCM en Guadalajara

Con la tranquilidad que nos proporcionaba el apoyo del CEFIHGU, se buscó una formula que permitiera solucionar el problema de la falta de tiempo necesario para la digitalización de imágenes y la creación de su consiguiente base de datos. La oportunidad se nos presentó, un año más tarde, a través de una línea de ayudas que ofrecía la Consejería de Cultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para la Recuperación de Patrimonio Documental –no olvidemos que las fotografías, además de tener un valor estético, son documentos gráficos-. La subvención recibida permitió la compra de un escáner de más calidad y la contratación de una persona que, durante tres meses, digitalizó cerca de dos mil fotografías. Además, pudimos avanzar en el vaciado de fichas en nuestra base de datos.

Finalmente, como consecuencia del resultado de este trabajo, nos hemos animado a solicitar una nueva ayuda de la Consejería de Cultura. Mediante el Programa Los Legados de la Tierra, hemos puesto manos a la obra en el montaje de la exposición que os ofrecemos en este año 2008, acompañada de un libro que sirve, al mismo tiempo, de catálogo de la misma exposición y como medio para publicar algo más de un centenar de estupendas fotografías sobre Yunquera.
Esperamos que sea del agrado de todos los que sientan cariño o, cuando menos, afecto por nuestro pueblo. Nosotros seguiremos poniendo trabajo e ilusión en esta empresa, a la espera de ver como se enriquece el ARCHIVO FOTOGRÁFICO MUNICIPAL DE YUNQUERA DE HENARES.

El Archivero  
José Antonio Pérez Navarro

 

www.yunqueradehenares.com
Yunquera de Henares

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para realizar estadísticas de uso y para mejorar la experiencia de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.

Acepto el uso de cookies en este sitio web.