"Desde el Ayuntamiento de Yunquera nos negamos a hacernos cargo de una infraestructura ferroviaria, que además, se encuentra situada en terrenos expropiados por Adif y no municipales" Imprimir
Martes 04 de Octubre de 2011 09:45

La empresa pública, sigue sin buscar una alternativa a las costosas bombas, como método para desalojar el agua y se hace cargo de su coste hasta el 1 de diciembre. Una vez desalojado el agua, el Ayuntamiento volvió a abrir el paso el pasado 28 de septiembre

alt

Paso inferior abierto de nuevo al tránsito de vehículos y vecinos

Tras el requerimiento del Ayuntamiento de Yunquera de Henares a la empresa pública Adif, para que adoptara medidas de forma inmediata con el fin de solucionar la inundación sufrida en el nuevo paso inferior, que sustituye al anterior paso a nivel; ésta se puso manos a la obra y desde le pasado miércoles, la nueva infraestructura vuelve a estar abierta al público.

Además, pese a que Adif se ha negado a buscar una alternativa a las costosas bombas eléctricas, que mantienen controlado el nivel de agua; si se ha comprometido a costear el gasto de las mismas hasta el próximo 1 de diciembre.

Pero para enteder mejor la situación actual, es interesante hacer un rápido repaso por la línea de acontecimientos surgidos en torno a esta infraestructura, demandada desde hace años por el concistorio local, debido al serio peligro que entrañaba para los vehículos y vecinos.

Tras la presentación de varias posibles solución por parte de Adif al Ayuntamiento de Yunquera de Henares, el 17 de octubre de 2006, el Pleno local decidió aprobar por unanimidad la apuesta por el paso inferior, ya que lo consideraba menos impactante para el entorno. Además, solicitó el acercamiento lo máximo posible a las vías del tren, para evitar que la nueva infraestructura dejara sin uso un espacio que se encontraba dentro de una futura zona residencial.

En aquel primer proyecto, ya se hablaba de "la recogida de agua de escorrentia mediante rejilla transversal comunicada con camara de bombeo", pero en ningún caso se planeaba la evacuación de aguas subterráneas provenientes de niveles feátivos inferiores, como se pretende hacer ahora.

Tras la ocupación de los terrenos expropiados, por parte de Adif, se produjo la adjudicación de la obra a la empresa DETEA, por parte del Ministerio de Fomento y Adif (ya que en este caso, el Ayuntamiento no tiene ninguna capacidad de decisión).

En los primeros estudios de la sociedad constructora, ésta intenta reducir el gálibo y cambiar el proyecto, para no modificar el rasante de la calle La Caseta, en la que se encuentra el paso inferior, con el objetivo de no afectar a las posibles viviendas cercanas. El Consistorio se niega en rotundo a la primera medida, ya que los vehículos que utilizarán este paso son en su mayoría camiones y tractores; aunque si acepta la segunda de las acciones, ya que resultará beneficiosa.

Las obras comienzan en noviembre de 2009. Tras las primeras excavaciones se vislumbra el principal problema y es que la capa freática (primera capa de agua subterránea) se encuentra demasiado cercana a la superficie, por lo que desde el Ayuntamiento se propone la realización de un colector de un kiómetro de distancia, que desagüe en las proximidades del río Henares.

Esta propuesta es estudiada por Adif en febrero de 2010, pero sin embargo, se niega a llevarla a cabo, ya que según sus cálculos, tendría un coste aproximado de 400.000 euros, que el Ministerio de Fomento no está por la labor de soportar. Aunquea desde el Ayuntamiento, se tilda de excesiva la estimación realizada. Por contra, Adif apuesta por las bombas eléctricas, que una vez entregada la obra al Ayuntamiento (ya que se encuentra dentro del viario municipal), sería responsabilidad del Consistorio y por lo tanto, la empresa pública no tendría que soportar el elevado coste fijo que esta medida supone.

Además, a principios del verano de 2010, la empresa DETEA paró las obras, sin saberse todavía, a fecha de hoy, el motivo a pesar de haber pedido explicaciones, con la consiguiente inundación de la infraescrutura, como ya vaticinó el Ayuntamiento.

Tras varios meses de abandono de los trabajos y de la zona, en febrero de 2011, desde el Ayuntamiento de Yunquera de Henares, se traslada a Adif la preocupación por le lamentable estado de conservación de las obras, sin medidas de seguridad y salubridad. A lo que desde la sociedad del Ministerio de Fomento responde, que el próximo mes de marzo se reanudarán los trabajos. Como así terminó sucediendo.

Ya en julio de presente año, desde la Casa Consistorial se reitera a Adif la opinión de que la solución adoptada para evacuar el agua no es la más adecuada, como ya se apuntó al inicio de las obras y que al no haberse tenido en cuenta la opinión de los técnicos locales, el Ayuntamiento no se responsabiliza del mantenimiento de las obras, que acarreará frecuentes acumulaciones de agua. En este sentido, en reiteradas ocasiones desde el final de los trabajos, el Alcalde de Yunquera, José Luis González León, se ha negado a recepcionar la obra.

Tras una de las últimas reuniones entre Adif y el Ayuntamiento, y debido a la negativa del primer edil de firmar las actas de entrega de la infraestructura, la empresa pública decide abrir el paso inferior el 4 de agosto de forma provisional y cerrar el paso a nivel, comprometiéndose a sufragar el gasto de las bombas de desagüe hasta el día 15 de septiembre.

Nada más cesar el bombeo, el paso inferior vuelve a inundarse el 15 de presente mes y desde el Consistorio de avisa a Adif para que de una solución, mientras que procede al cierre del paso por sugerencia del técnico local. Además, al no recepcionar la obra, se devuelven los candados y documentación sobre el sistema de bombeo a la empresa DETEA.

El 21 de septiembre, se requiere de nuevo a Adif, para que adopte medidas inmediatas con el fin de solucionar el problema y se da aviso a un notario para que certifique la situación en la que se encuentra la obra, a la Guardia Civil, por los posibles percances que esta situación puede causar; así como a la Subdelegación del Gobierno, la Delegación de la Junta en Guadalajara y Adif, para poner en conocimiento la situación.

Finalmente, Adif comunica el 23 de septiembre, que mentendrá la alimentación a las bombas hasta el próximo 1 de diciembre y tras la subsanación del problema, los operarios del Ayuntamiento proceden a abrir de nuevo el paso subterráneo el pasado 28 de septiembre.

Durante el periodo que se extiende desde la última comunicación y hasta el 1 de diciembre, Adif y el Ayuntamiento de Yunquera de Henares se comprometen a mantener diferentes reuniones, con el fin de encontrar una solución más duradera en el tiempo.

El Alcalde Yunquera de Henares, José Luis González León, se mantiene firme en la posición de la institución a la que representa y asegura que "tan sólo estamos velando por la seguridad de nuestros vecinos". Además, apunta "no tenemos ningún compromiso en la recepción de la obra, ya que entendemos que se trata de una infraestructura ferroviaria construcida por Adif en unos terrenos expropiados por la misma empresa pública y por lo tanto, no se encuentra dentro del viario municipal". Finalmente, González León, destaca que "si bien un proyecto, es tan sólo una propuesta basada en diferentes estudios, creemos que dicho proyecto debe de estar sujeto a posibles modificaciones, si la realidad es distinta a la esperada, como ha sucedido en este caso".

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para realizar estadísticas de uso y para mejorar la experiencia de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.

Acepto el uso de cookies en este sitio web.